Nuevos valores surgieron de provincias para el ciclismo en el campeonato nacional

Nuevos valores surgieron de provincias para el ciclismo en el campeonato nacional

NUNCA ANTES un campeonato nacional de ciclismo había logrado reunir mayor número de equipos, se reunieron en Rancagua pedaleros sobresalientes de 22 ciudades del país, algunos procedentes de las regiones más apartadas: Magallanes e Iquique. Una concentración tan numerosa de ciclistas lógicamente tenía que ser impresionante y ofrecer luchas interesantísimas, y así el flamante velódromo rancagüino fue escenario de una justa atrayente. El torneo en sus dos días, proporcionó un espectáculo notable ante un público desbordante cinco o seis mil personas, diariamente, fueron espectadoras de la difusión cada vez mas amplia del deporte pedalero en Chile.

04

Equipo de Santiago, clasificado campeón de la prueba de persecución, formado por González, Astudillo, G. Rojas y López. Su triunfo fue justificado; equipo más parejo, evidenció neta superioridad sobre Viña, Rancagua y San Bernardo.

SANTIAGO RETUVO su título de campeón nacional, al lograr una ventaja clara en el puntaje total, seguido de Viña del Mar, asociación que hace dos años ganó dicho titulo. A Rancagua y San Bernardo también les cupo una actuación destacada. El pontaje fue el siguiente: Santiago 17,5; Viña del Mar 12; San Bernardo 5; Rancagua 4,5; María Elena 3; y Valparaíso 2. La verdad es que la representación de la capital logró el triunfo con su team más homogéneo, pero no brindó una demostración convincente y lucida de su poderío; pese al mayor número de puntos que acumuló -los logró con sus victorias en las pruebas por equipos-, sus hombres no consiguieron ganar ninguna prueba individual.

SIN DUDA LA NOTA Más saliente de la justa la constituyó la aparición de nuevos valores del ciclismo chileno; jóvenes aficionados, hasta ayer desconocidos, que, con performances inesperadas, se colocaron de golpe y porrazo en la fila de los campeones. Siempre son recibidos con satisfacción estos hechos, motivos estimuladores para quieres buscan con fe y anhelo el mejoramiento de su deporte en la renovación de valores, y para los autores de la proeza, jóvenes que en forma perseverante han venido luchando anónimamente para buscar consagración, como también para las ciudades que representan, asociaciones de provincias como Manía Mena, San Bernardo y Osorno que tuvieron el honor de ver a sus muchachos triunfantes y aclamados.

 

06
Los 50 kilómetros en pista reunió a un grupo notable de pedaleros y esta prueba tuvo un ganador inesperado: Humberto Molina de María Elena, quien se impuso en gran forma. La foto muestra la cuarta llegada de la carrera, ganada por Muñoz, de Valparaíso, seguido de Molina y Porras, de Santiago. Muñoz se clasificó segundo en el resultado final de la carrera.

 

HUMBERTO ROJAS de San Bernardo, fue una de las revelaciones, al ganar en los mil metros contra reloj a especialistas de cartel como los santiaguinos Daniel Bustamante y Enrique Naranjo. Tiempo: 1’23″8. En la clásica prueba de los 50 kilómetros, en pista otro valor de provincias consiguió la victoria: Humberto Molina, de María Elena.

El vigoroso corredor pampino, con el empuje innato de los nortinos, fue el vencedor, superando a los cracks de Santiago, Valparaíso y Viña del Mar. Tiempo: 1.27’57″2. Ricardo Zamora de Viña del Mar, constituyó otra de las sorpresas: ganó los mil metros scratch, imponiéndose en las finales a Bustamante y Naranjo de Santiago, y Fernández de Rancagua, los más fijos vencedores. Zamora demostró ser un velocista de pasta, que obtuvo una victoria merecidísima. Marcó 14″4.

05

La victoria de Ricardo Zamora, en los 50 kilómetros en pista, produjo explosiones de entusiasmo entre los espectadores, que vieron triunfar a este joven corredor pampino sobre los más afamados cracks del país. El representante de María Elena aparece en los hombros de sus admiradores, al final de la carrera.

SANTIAGO GANO las pruebas por equipos: la de persecución; segundo se clasifico Viña; y tercero en empate San Bernardo y Rancagua . En los 150 kilómetros por carreteras ganó Santiago, pues esta carrera era por equipos, y sus hombres lograron las mejores colocaciones en conjunto (Buz 3.0; Chacón 7.0; y Morgán 8.0). Campeón individual de la prueba fue Jorge Guerra de Viña del Mar, antiguo internacional que parecía ya haber perdido sus mejores aptitudes, pero que en esta oportunidad, se rehabilitó al imponerse con 5 horas 13 minutos 38 segundos 1/10.

08

Don Laureano Fernández fue el “alma” en la organización del Campeonato Nacional, efectuado en Rancagua. Muchos meses de labor incansable de este entusiasta dirigente rancagüino le costó la realización de este torneo, que resultó un éxito deportivo notable y un acontecimiento en la región.
07
Una de las revelaciones del campeonato fue el osornino Albino Henríquez, segundo en la clasificación Individual de los 150 kilómetros por carreteras. Henríquez, desconocido entre los consagrados estuvo a punto de ser el campeón. Con ricas aptitudes físicas se ve en él un futuro crack. En este torneo fue segundo, luchando sólo con sus poderosas piernas y su empuje, pero sin táctica ni experiencia.
01 
Ricardo Zamora, de Viña del Mar otra de las revelaciones del torneo, que demostró como un velocista neto y venció en los mil metros lo “cracks” a los más sobresalientes. Vemos a Zamora imponiéndose en la final sobre Daniel Bustamante crack de Santiago.

02

Juan Pereda, uno de los mejores ciclistas chilenos, defensor de la Asociación Viña del Mar, era uno de los indicados para triunfar en los 50 kilómetros, pero un accidente le quitó toda su opción y lo dejó fuera de carrera. Vemos el momento del accidente.

03

Santiago ganó la prueba de 150 kilómetros por equipos, con la clasificación de tres corredores: Rus que entró 3.0; Chuzón 7.0; y Morgán 8.0. El equipo campeón aparece acompañarlo del presidente de la delegación, señor Gres. 

La prueba desarrollada por caminos terrosos e irregulares y bajo un sol candente sirvió para que se revelara otro valor de nuestro ciclismo: Albino Henríquez de Osorno, muchacho de vigorosas piernas y gran empuje, con su pedaleo incansable estuvo a punto de ser el campeón; sin tácticas ni experiencias, sino con una voluntad de fierro, demostró que en él hay madera de crack; entró segundo a la meta superando a Ruz de Santiago y a otros “routlers” de fama. El CICLISMO de provincias puso buenas “cifras” en el balance técnico del torneo y evidenció, además, que el propósito de la Federación Chilena, de efectuar estos torneos en distintas regiones del país, está dando favorables resultados. La Asociación Rancagua respondió con éxito a su compromiso de organizadora y sede del torneo.

09

 Jorge Guerra, veterano ciclista internacional, tuvo un repunte notable en los 150 kilómetros por carreteras de Rancagua, sé impuso sobre todo el lote por apreciable ventaja, evidenciando que aun mantiene sus notables condiciones de “routher”.
Fuente: Revista Estadio año 1, Nº7, 12 de diciembre de 1941 Santiago 
Compártenos en..Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPrint this page