Marco Pantani, a 10 años de su muerte

Marco Pantani, a 10 años de su muerte

Marco Pantani, continua vivo en la memoria de ciclismo a 10 años de su muerte ocurrida un 14 de febrero de 2004 en la soledad de una habitación del hotel Le Rose de Rímini al este de Italia.

Nacido en Césena el 13 de enero de 1970, como profesional contaba con 36 victorias, la primera en el Giro en 1994 (Merano) y la última en el Tour 2000 (Courchevel). En 1995 había conseguido la medalla de bronce en el Mundial de Duitama (Colombia) y en 1998 se convirtió en el primer italiano después de Fausto Coppi en ganar el Tour y el Giro.

El informe oficial del forense Giusepe Fortuni, dice que la muerte fue consecuencia de una “intoxicación aguda de cocaína, causante de un edema pulmonar y cerebral”, se descartó la hipótesis del suicidio.

Gianni Mura, periodista italiano comenta que para millones de italianos Marco Pantani sigue siendo un héroe que se erigió en los años más duros del dopaje.
“Provenía de un ciclismo clásico, hablaba una lengua distinta, no usaba monitor de frecuencia cardiaca y sobre la caña de su bici llevaba a Italia. Yo no me reconozco en ninguna de las dos facciones, ángel o demonio. Demasiado al extremo, demasiado cómodo”, razona Mura en un reportaje en memoria del corredor.

En 1999, un año después de su victoria del Tour y del Giro, Pantani fue descalificado del Giro al detectársele niveles elevados de hematócrito, lo que sugería un posible caso de dopaje por eritropoyetina (EPO).

Esta hipótesis no fue posteriormente demostrada de manera oficial, fue el principio del fin de Marco Pantani.

Mura se pronuncia contundente: “¿Utilizó Pantani EPO? Sí, como todos. ¿En qué medida? Dicen que a niveles altos. ¿Habría ganado del mismo modo? Sí, a igualdad de carburante”.

La organización del Giro de Italia de 2014, ha confirmado que rendirá un homenaje con la inclusión de tres finales en alto: Oropa, Val Martello y Zocolan, por su perfil de especialista en la montaña.

Compártenos en..Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPrint this page